Cómo hacer el social media plan de tu ONG

El social media plan es el documento donde se encuentra la estrategia a seguir en redes sociales para promocionar la ONG y para realizar acciones de captación de fondos. Es un documento muy similar a un plan de marketing digital con la diferencia de que el social media plan se enfoca en cómo sacar el máximo provecho de las redes sociales para dar soporte a todas las acciones de marketing  coordinadas por el departamento de fundraising.

Por qué contar con un social media plan

  • Primero porque en las redes sociales se encuentran los potenciales donantes y para tener presencia en ellas es mejor contar con una estrategia definida.
  • El social media plan complementa la estrategia digital pautada por el equipo de marketing y fundraising.
  • Será la guía del community manager de la entidad. Ser community manager no es saber abrir un perfil en las redes sociales y compartir contenido como hacemos todos. Es una profesión que requiere de conocimientos específicos y los community manager necesitan unas pautas a seguir, un plan de acción, para poder ser eficientes y productivos en su trabajo. Por tanto, si integras a un community manager en tu entidad, seguramente el podrá hacer mejor su trabajo si conoce cuál es la estrategia de tu entidad.

Primero: Analiza la situación y compárate con la competencia.

Toda estrategia necesita de una revisión y evaluación previa de la situación actual. En este momento es importante evaluar el estado de la comunidad virtual de tu entidad. Puedes formular preguntas como:

  • Cuántas redes sociales tenemos abiertas.
  • Cuántos seguidores o fans tenemos en cada una de ellas.
  • Qué tráfico nos aportan estas redes sociales a nuestra página web.
  • ¿Se convierten en donantes estos leads provenientes de las redes sociales?

Compara además tu situación en las redes sociales con las de tu competencia. Esta fase es muy importante por que podrás analizar en profundidad qué hacen otras ONG en las redes sociales. Compararse y analizar la competencia es una labor constante y no se debe subestimar por que de ella podemos aprender qué estrategia es mejor aplicar, podemos  también inspirarnos para desarrollar ideas.

Recuerda que si no monitorizamos no podemos fijar objetivos. Monitorizar consiste en extraer información de la competencia en la red y es además una forma sencilla de realizar un estudio de mercado.

En definitiva todas estás preguntas se pueden responder utilizando la técnica DAFO que te permite medir tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

 Segundo: Define tus proyectos sociales como productos.

Esta fase será de gran utilidad para el community manager. Se trata de mostrar tus proyectos sociales, si aún no lo has hecho, como productos atractivos para tus potenciales donantes.

Además, cada vez más ONG buscan vender productos solidarios, bienes o servicios, en este caso, al igual que en la descripción de productos para empresas, se ha de destacar las características del mismo a la vez que se pone en acento en el enfoque social que hay detrás.

Tercero: Define el perfil de tu donante en redes sociales

Si conoces bien a tu público objetivo será más fácil conseguir que donen a tu causa solidaria

Si conoces bien a tu público objetivo será más fácil conseguir que donen a tu causa solidaria. Imágen de bplanet. freedigitalphotos

El perfil del donante en las redes sociales así como su comportamiento puede variar de tu perfil habitual o incluso puede ser una oportunidad de explorar ampliar tus donantes captando nuevos perfiles para rejuvenecer por ejemplo tu base de datos de antiguos socios. En todo caso es una tarea muy importante porque ya sabemos que el mensaje en el marketing digital ha de ser personalizado y para ello, conocer en detalle los gustos y preferencias de tu publico objetivo será de gran ayuda para realizar acciones de marketing en redes sociales adaptadas a las necesidades y expectativas de este público. Recuerda la micro segmentación es la clave.

Además el community manager necesita entender los hábitos digitales del potencial donante, sus valores y gustos para poder realizar un trabajo eficiente. No pretendas poner al frente de las redes sociales a una persona que no entiende lo que es el perfil del donante de tu ONG. Te recomendamos este artículo que explica en detalle los hábitos digitales de los potenciales donantes. 

Cuarto: Define estrategia y objetivos

Es hora de definir la estrategia que queremos seguir y fijar objetivos. La estrategia supone definir qué redes sociales son claves para tu ONG y qué tipo de acción realizas en ellas, que presupuesto destinarás a ellas para realizar promociones y cómo te vas a comunicar en cada una. La estrategia supone además definir un plan de acción en cada red social. Este plan de acción será la brújula de tu community manager. Quizás te interese leer este artículo con 5 ideas para incrementar donaciones en redes sociales.

Quinto: Medición constante de resultados

Definir los kpi (key performance indicators) de redes sociales es fundamental, para ello tendrás la necesidad de desarrollar un cuadro de Excel donde puedas medir el engagement conseguido en cada red social, por ejemplo en Facebook, número de comentarios, compartidos, reacciones, nuevos fans, etc. Y así en cada red social. Este cuadro de KPI puede ser gestionado directamente por el community manager de la entidad semanalmente.

Además de los kpi es importante integrar el análisis de lo que pasa en redes sociales al análisis que se realiza del tráfico en la web. Gracias a google analytics podemos saber qué porcentaje del tráfico a la web proviene de las redes sociales y de qué redes sociales; y, si hemos definido objetivos en nuestro analytics podemos saber qué porcentaje del tráfico generado en las redes sociales se ha convertido en donante, socio o se ha suscrito a nuestra newsletter.

Sexto: Contar con un protocolo de crisis

Si bien las ONG cuentan con una gran aceptación y valoración positiva por su acción altruista, también es cierto que cuando nos comunicamos en redes sociales como una marca podemos encontrar críticas, detractores e incluso nos podemos ver envueltos en una crisis en redes sociales. Aunque no es algo común, conviene contar con una estrategia de respuesta frente a posibles crisis de reputación.

Con el fin de prevenir crisis es importante, en primer lugar, realizar una monitorización constante de redes sociales para detectar cualquier posible queja o crítica a nuestra labor y, en segundo lugar, contar con una metodología de respuesta a la misma.

Si necesitas ayuda en la gestión de la comunicación digital para tu ONG podemos ayudarte con el lanzamiento de landing page para captar fondos y optimizadas para SEO y redes sociales. Contáctanos sin compromiso 

No hay comentarios

Deja un comentario